MASTURBACIÓN FEMENINA: 8 CONSEJOS PARA MUJERES

La masturbación femenina, un tema largamente demonizado y aún más o menos tabú, sigue siendo una actividad sexual aconsejada hoy en día por ginecólogos y sexólogos. Los placeres solitarios incluso se considerarían un signo de una vida sexual satisfactoria.

Si no hay nada mejor que un descubrimiento íntimo personal y progresivo, algunos “consejos” siempre pueden ser buenos para aumentar aún más su placer….

FORTALECER SU PERINEO

Para aumentar su placer, muscula su perineo. Entonces vivirás orgasmos más intensos, más largos, más fuertes para tus experiencias solitarias pero también en pareja. La mejor técnica para fortalecer el perineo es practicar los ejercicios de Kegel. Estos ejercicios también se recomiendan para las mujeres después del parto: ayudan a fortalecer la vagina y a luchar contra posibles problemas de incontinencia en el futuro.

DESCUBRIR SU CUERPO

La masturbación es una relación íntima con tu cuerpo y por lo tanto la oportunidad perfecta para descubrirla en profundidad. En las mujeres, hay varias zonas erógenas: el clítoris, la vagina, el punto G, los senos pero también el estómago, la cara, las orejas, los pies… en realidad todas las partes de tu cuerpo son más o menos sensibles y generan más o menos excitación: te toca a ti descubrir las que más te excitan y alternar.

SENSACIONES ALTERNAS

Como te dijimos justo antes, cuanto más alternas las zonas de tu cuerpo, pero también el ritmo de tus caricias y tus digitaciones, más puedes controlar tu orgasmo. Estar al borde del orgasmo y luego recuperar el placer debería generar un placer más intenso. Juega con los límites del coito.

POSICIÓN DE CAMBIO

En cuanto al amor con una pareja, cambiar de posición cuando te masturbas aumentará tu placer. Si un estudio ha demostrado que más del 70% de las mujeres se masturban tumbadas boca arriba, esto obviamente no es una obligación. En tu estómago, de lado, a cuatro patas, de pie, sentado… ¡es tu decisión!

LA IMAGINACIÓN

El sexo, solo o no, es un acto carnal pero no sólo: el aspecto cultural es también muy importante y por lo tanto las fantasías son esenciales para aumentar el placer. Un extraño, tu vecino o compañero de trabajo, una estrella de cine, un ex… en tu habitación, el ascensor, en la playa… deja volar tu imaginación y ayúdala si es necesario: libros o películas eróticas, hay un montón de apoyos.

ACCESSORIOS

Masturbarse es sinónimo de caricias: manos, dedos pero no sólo. Para aumentar su placer, hoy tiene muchas opciones. Desde la ducha hasta los diferentes chorros (además de regular la potencia y la temperatura del agua) pasando por las bolas de geisha y los sextoys: ¡tienes lo que necesitas para entretenerte! A nivel sextoy, también llamados “masajeadores íntimos”, casi tienes la vergüenza de elegir: punto G especial, doble, vibratorio, giratorio, para estimular el clítoris o la vagina… por no hablar de la velocidad e intensidad de las pulsaciones.

LA RESPIRACIÓN

Cuando uno piensa en la masturbación, no necesariamente piensa en respirar, y sin embargo: controlar la respiración es esencial para un orgasmo más global. Las exhalaciones e inspiraciones profundas extienden tus sensaciones por todo el cuerpo mientras que el jadeo generalmente tiende a limitarlas.

EL AMBIENTE

Lo ideal a la hora de masturbarse es poder estar completamente relajado, estar seguro de que nada ni nadie te molestará y tener todo el tiempo que quieras para lograr el placer. Estar atento al más mínimo ruido, temer ser atrapado “en el acto”, tener un ojo en el reloj tenderá a frenar su excitación – a menos que el miedo a ser atrapado alimente sus fantasías. Un buen baño caliente y sin citas ni compromisos son condiciones que parecen perfectas.

Para concluir, sepa que la masturbación es beneficiosa para su salud. Fortalece su sistema inmunológico, alivia la angustia y mantiene su libido. ¡Sin dudarlo, señoritas! 🙂

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*